Seleccionar página
Consejos para sobrevivir a tu próxima entrevista de trabajo

¿Cuántas entrevistas de trabajo has hecho? ¿Ya has perdido la cuenta?

Mas o menos todos reconocemos esos nervios previos, ese gusanillo de la espera antes de entrar al despacho o sala donde nos citan, las dudas e inseguridades, las preguntas y pensamientos de última hora,…

¿Voy bien vestido/a? ¿Me he pasado de formal?

Tendría que haberme puesto la camisa azul, es el color corporativo,…

Pues yo estoy para salir corriendo pero este/a de al lado… parece un flan…

Si que tarda el que está dentro… eso es que les ha gustado… otra mañana perdida…

15 personas solo para este puesto de trabajo… A esa se le ve preparadísima… Otra vez que no me cogen…

Si es que tendría que haber estudiado otra cosa,… Todo por no seguir mi intuición y hacer más caso a lo que me dicen los demás que a mí. No estaría aquí echando la mañana…

Y así en bucle ¡hasta que dicen tu nombre! ¡Es increíble todo lo que podemos decirnos en poco rato!

Actualmente con el aumento de trabajos temporales esta situación se ha vuelto más recurrente de lo que nos gustaría, por lo que prepararse adecuadamente para este inevitable trámite es crucial para diferenciarnos del resto de candidatos/as y aumentar así las posibilidades de obtener el puesto. En parte, el éxito en este caso depende de cómo te prepares para hacer esa entrevista. No es una garantía total pero tener una mayor preparación aumentará las posibilidades de que valoren con más interés tu candidatura.

Por ello, hemos pensado en echarte una mano con algunos consejos útiles que creemos que pueden ser de ayuda para salir airoso de esta situación. Vamos a verlos con más detalle:

  • Investiga la empresa: Así entenderás su misión, valores, productos o servicios, y su cultura corporativa. Examina su página web, sus redes sociales y cualquier otra fuente de información disponible. Presta atención a la historia de la empresa, sus valores fundamentales y los proyectos recientes. Esta información te permitirá adaptar tus respuestas durante la entrevista.
  • Comprende la descripción del trabajo: Desglosa la descripción del trabajo para identificar las habilidades y cualidades clave que la empresa busca en un candidato. Asegúrate de tener ejemplos concretos de tu experiencia que respalden esas cualidades y que demuestren cómo cumples los requisitos que se exigen para el puesto.
  • Prepara respuestas a preguntas comunes: Anticípate a preguntas comunes como «Háblame de ti», «¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades?», y «¿Por qué deberíamos contratarte?». Practica tus respuestas para que sean claras, concisas y relevantes. Puedes practicar cómo responder frente a un espejo o con un amigo o familiar. Asegúrate de destacar tus habilidades y experiencias relevantes. Responde expresamente a lo que te pregunten y no memorices respuestas, pero ten claros los puntos que quieres comunicar.
  • Destaca tus logros: Seguro que es tu carrera profesional ha habido momentos reseñables. Prepárate algunos ejemplos específicos de logros pasados que demuestren tus habilidades y contribuciones. Cuantifica tus logros siempre que sea posible para hacerlos más impactantes. Cuantificar tus logros ayuda a que el entrevistador tenga una comprensión tangible de tus contribuciones. Además, utiliza la técnica STAR (Situación, Tarea, Acción y Resultado) para estructurar tus respuestas y destacar tus logros de manera efectiva.
  • Demuestra tu interés y entusiasmo: Explica por qué estás interesado en trabajar para ellos y cómo tus habilidades y valores coinciden con los de la empresa y pueden contribuir a ellos si te dan la oportunidad. Personaliza tu respuesta a la pregunta «¿Por qué quieres trabajar aquí?» Habla sobre lo que te atrajo de la empresa y cómo tus objetivos profesionales se alinean con la visión de la empresa.
  • Practica la comunicación no verbal: Es clave en una entrevista y si no tenemos control sobre ella puede jugarnos una mala pasada. Debes practicar tu lenguaje corporal, evita cruzar los brazos y asegurarte de tener una postura abierta y receptiva. Mantén contacto visual, sonríe y muestra confianza. También presta atención a tu tono de voz.
  • Prepara preguntas inteligentes: Lanzar preguntas al entrevistador demuestra tu interés y tu conocimiento sobre la empresa. Debes prepararlas con antelación en base a la investigación previa que hagas sobre la empresa. No hagas preguntas cuyas respuestas puedas encontrarlas fácilmente en su página web. Sorprende a quien tienes enfrente por tu alto conocimiento sobre la empresa.
  • Viste de manera apropiada: la imagen dice mucho de nosotros y es importante causar una buena primera impresión, ya que primera impresión solo hay una… Ajusta tu vestimenta de acuerdo a la cultura de la empresa. Siempre es mejor vestirse de manera más formal que informal, pero adapta tu atuendo según el entorno empresarial.
  • Maneja preguntas difíciles: Anticípate a posibles preguntas difíciles y practica cómo responderlas de manera positiva. Por ejemplo, si te preguntan sobre una debilidad, en lugar de solo mencionarla, habla sobre cómo la has superado o mejorado. Sé honesto/a al abordar preguntas difíciles y demuestra cómo has aprendido y crecido con esas experiencias. Enfócate en el desarrollo personal y profesional que has tenido con el paso del tiempo gracias a ellas.
  • Conoce el formato de la entrevista: Averigua si la entrevista será individual, grupal, por teléfono o en video. Familiarízate con el formato para que puedas prepararte adecuadamente. Si la entrevista es en persona, asegúrate de conocer la ubicación y planifica tu ruta con anticipación para evitar llegar tarde. Si es por video, familiarízate con la plataforma y realiza pruebas previas para asegurarte de que todo funcione correctamente.

Resumiendo, ten en cuenta que, como para casi todo en esta vida, la preparación es clave. Cuanto más practiques, más cómodo/a y confiado/a te sentirás durante la entrevista. Pero, además, te aconsejamos que te diferencies del resto, sé auténtico/a y muestra tu verdadera personalidad, ya que la autenticidad puede marcar una gran diferencia en la impresión que dejas en los entrevistadores.

Eres único/a. ¡Aprovéchalo!

Si pones en práctica todos estos consejos que te hemos dado, solo nos queda desearte… ¡Buena suerte! ¡Con esta preparación no habrá entrevista que se te resista!

Consejos para una entrevista laboral